lunes, 19 de agosto de 2013

Correr, caer y levantarse.


Las semanas pasan y no puedo hacer otra cosa que correr para llegar a tiempo, pensar en ideas creativas, llevarlas a cabo, que las tiren por tierra y volver a comenzar. 

Y bueno, ya sabía que esta profesión es dura y por desgracia cada vez es más difícil pensar en una idea original que al final se convierta en un buen anuncio, puesto que el tiempo pasa, los años también y cada vez más te das cuenta de que ya está todo inventado o hecho.  

Pero puede que justamente eso sea lo bonito de esta carrera, el correr lo más rápido posible para llegar a una idea diferente o innovadora. Y aunque el camino es duro y pedregoso, el hecho de llegar a la cima sabiendo que has hecho un buen trabajo, es satisfacción más que suficiente para comenzar otra vez de nuevo, escalando cada vez metas más altas.