sábado, 25 de abril de 2015

Los colores de la alegría


Hace tiempo quería compartir con todos vosotros los colores estrella, mis colores para esta temporada de primavera-verano. Colores para animarnos un poco más los días y poder disfrutar de la energía positiva que nos transmiten. De todos ellos, me he quedado con tres para esta temporada, tonos pasteles y vivos para formar un remanso de paz o ambiente enérgico depende de lo que necesitemos en cada momento. 

El primero de ellos sería el azul pastel, porque su color me recuerda al mar, y eso me hace acercarme un poquito más a mi tierra. Y ya que ahora no lo tengo tan cerca tenerlo presente se me hace indispensable. Dos sitios donde me gusta tener este color es en mi habitación, en algún detallito o en la cama, ya sea en la colcha o en las sábanas, para conseguir un ambiente tranquilo, y por otro lado en la cocina donde lo tengo en forma de tazones y platitos para que a la hora de comer uno se relaje y no coma tan deprisa, además de que es un color que nos hace saciarnos antes. 





El segundo de ellos es el amarillo, tan tendencia este año tanto en ropa como en decoración. Un color que solo con verlo te llena de vitalidad y da energía como si se tratara del propio sol. Este color lo tengo donde más lo necesito, en los archivadores y cajas donde guardo todo lo de la Universidad, para que así me de fuerzas y ganas de abrirlo y ponerme a estudiar, jeje. También tengo una lámina en un cuadrito en la mesita de noche para que me todas las mañanas me levante bien positiva. 









Y por último están las tonalidades menta pastel, que no sé muy bien el porque pero ese color me encanta y me da mucha paz y tranquilidad. Sobretodo lo tengo ahora mismo en la cocina, en una tetera vintage bien bonita y unas sartenes y ollas que pronto os enseñaré en otra sección que abriré del blog, que por las pistas puede que ya os imaginéis de que irá, jiji. ^^






Espero que os haya gustado mi selección de colores. ¿Vosotras dónde usaríais estos colores? ¿Añadiríais alguno más? 






sábado, 18 de abril de 2015

Mis días en Madrid...


Desde que estoy en Madrid las horas se me pasan como si fueran segundos,  y los días como si fueran horas.  Y así me ocurre que nunca tengo tiempo para nada, siempre tengo que ir a todos los lados corriendo y pensando a su vez en las cosas siguientes que tengo que hacer.

Este año la universidad donde estoy haciendo el máster ha decidido experimentar con nosotros a lo conejillo de indias y ponernos mucho más trabajos, exámenes y tesis final de máster.

Así pues llegan los fines de semana y en vez de descansar me encuentro realizando trabajos para la siguiente semana.

Pero bueno, ya pronto acabaré y veré mi esfuerzo recompensado y ahí ya por fin tendré más tiempo para poder contaros las cositas que quería y actualizar más frecuentemente el blog.

Por todo eso, seguiré haciendo alguna que otra publicación pero solo cuando me dejen. Aún así, intentaré estar ahí para leeros y seguir avanzando poquito a poco.

Un besito hygge.

Espero que paséis un buen fin de semana.

miércoles, 8 de abril de 2015

Vuelta a la normalidad y a un nuevo comienzo


Acabadas las vacaciones de Semana Santa toca volver a la normalidad de seguir estudiando y buscando un futuro laboral. Pero con la intención de realizar un nuevo comienzo para este pequeño espacio donde voy poniendo cosas de muy vez en cuando, puesto que estos días he tenido tiempo para pensar qué es lo que quiero hacer con el blog, con los temas a enseñaros y el estilo con el cual publicar, y por fin, después de tanto tiempo creo que ahora tengo más claro lo que quiero. 

Por ello mismo os adelanto que dentro de poco podréis ver nuevos contenidos y temas que hasta ahora no había tocado, manteniendo siempre el sentimiento Hygge y la felicidad que transmite este término. 

Espero veros pronto por aquí y que os agraden mis cambios. 
Un besito hygge.